jueves, 29 de noviembre de 2007

No es la primera vez en la historia de la política argentina que las minorías buscan aliarse con aquellos a los que criticaron hasta el cansancio para constituirse como fuerza opositora. Por supuesto, los hermanos puntanos no quieren quedarse afuera del nuevo grupo que pretende conformar Mauricio Macri junto a otros para enfrentar al kirchnerismo en la Cámara de Diputados.
Luego de quedarse con las ganas de acceder al sillón presidencial, el gobernador de San Luis Alberto Rodríguez Saá, comenzó junto a su hermano Adolfo, quien gobernó esa provincia durante cinco mandatos, a delinear las acciones futuras de la facción del peronismo que dirigen.
Después de haber criticado fervientemente al ex presidente Carlos Menem, casi a mitad de este año Adolfo Rodríguez Saá hablaba con Menem para conformar una fórmula presidencial para las elecciones de octubre. Claro que ese intento quedó en el olvido.
El sinsabor que dejó a los hermanos puntanos el 28 de octubre los llevó a coquetearse ahora con el jefe de gobierno electo Mauricio Macri, a pesar de que Alberto había asegurado en una entrevista a diario Perfil que “no contaba con el apoyo de Macri porque pertenecen a espacios distintos y nunca habían cruzado ningún elogio”.
Esperemos hasta el 10 de diciembre para ver si los puntanos no giran el timón hacia otro rumbo.




La bizarra campaña de Alberto prometiendo un país mejor
Por Larisa

3 comentarios:

Movimiento Argenlibre dijo...

Saludos desde el Movimiento Argenlibre

Anti dijo...

http://anti-trasnochados.blogspot.com/

Anónimo dijo...

http://miscelaneasdenoticias.blogspot.com/ blog periodistico con informacion y opiniones

Publicar un comentario